Maldito Ordenador!

pcsmashing

 

En la mayoría de los trabajos que requieren el uso de herramientas, equipo o vehículos; se le solicita al empleado darle el debido uso y mantenimiento al mismo. En muchos casos se les pide que tengan experiencia previa como es el caso de mensajeros motociclistas, repartidores y demás. No necesariamente que sean mecánicos, pero si que tengan la capacidad de mantener el equipo en condiciones. Ya sea revisando las llantas, aceite y demás detalles.

Empresas más grandes tienen todo un departamento de mantenimiento para la flota de vehículos que maneja, donde agentes especializados le dan seguimiento a la vida útil del mismo.

En el caso de la construcción los capataces le dan seguimiento a las herramientas más costosas y se cercioran de que el personal idóneo sea el que la opere. Esto quiere decir que el empleado debe no solo saber usar la herramienta sino ser capaz de cuidarla y entender en general sus límites.

El más simple ejemplo de esto es el caso de los uniformes en toda empresa que los utilice. Los empleados les son concedidos los uniformes a la medida y estos se encargarán de cuidarlo y mantenerlo limpio.

Sin embargo, cuando llegamos al campo laboral de oficinas y frente al gran desconocimiento que hay sobre ordenadores tanto departe del empleador como del empleado; caemos en la mala praxis del mal uso de los equipos.

Los mismos se vuelven repentinamente en una estación personal, donde el empleado la utiliza en sus horas de ocio para ver sitios webs, bajar aplicaciones y demás cosas que, sin control y sin un respectivo mantenimiento pueden causar que el equipo enteramente deje de funcionar.

En empresas grandes, los empleadores han optado por tener los equipos “bloqueados” y cuentan con un departamento permanente de técnicos especializados que se procuran de darles el mantenimiento a todos los equipos. Pero en la otra cara de la moneda, las empresas chicas, especialmente las de arquitectura, sufren más de este fenómeno.

Estas empresas chicas terminan usando los servicios de algún técnico freelancer como un “apaga-fuego”. Donde solo se le llama para solucionar los problemas a medida que van apareciendo y los empleados siguen por falta de algún instructivo, mal usando el equipo.

Especialmente en el caso del arquitecto, diseñador o profesional a fin; estos tienen un perfil laboral diferente y sus necesidades de libertad, exploración y esparcimiento dentro del horario de trabajo son proporcionales a su capacidad de ejecución y producción. Es por esto que bloquearles el equipo o limitar su utilización se vuelve contraproducente a la larga.

Tenemos el ejemplo de oficinas como la de Google, Facebook, Selgas Cano Architecture Office; que han convertido el espacio arquitectónico laboral en un complejo de producción creativa donde el empleado no solo cuenta con las mismas o más comodidades del hogar, sino que también el espacio brinda una retroalimentación de salud mental (ver: http://www.boredpanda.com/coolest-offices-in-the-world/). Y en el corazón de todos ellos esta el trabajo y la herramienta: El ordenador.

Por eso volviendo al caso de la pequeña oficina de arquitectura, antes de pulir nuestro entorno para lograr un “Zen” creativo, debemos ser capaces de operar correctamente nuestra herramienta de trabajo. No con esto quiero decir que debamos ser expertos en el tema, sino más bien que el empleador debe suplir los procesos e instructivos básicos para la operación y mantenimiento mínima del equipo a utilizar por sus empleados.

Con este enfoque he generado un instructivo básico de mantenimiento preventivo para la oficina donde laboro, donde el mayor de los problemas técnicos que se presentan es por mala lectura de datos de los discos duros. El documento que pueden descargar de la siguiente ubicación: https://db.tt/VSIQO2e7 explica los pasos a seguir para ejecutar en Windows los siguientes programas de mantenimiento: Windows Update, Disk Cleanup, Defragmentation, Scan disk.

Eso sí, si su ambiente de trabajo utiliza MAC, sírvase documentarse de cómo darle mantenimiento al equipo. Pueden comenzar por aquí: http://www.smallfirminnovation.com/2013/06/10-regular-mac-maintenance-tips/

Cabe destacar que a medida que avance la tecnología estos instructivos quedarán obsoletos, pero no así la responsabilidad de cada operador con su equipo. No escatime tiempo en mantenerse documentado de cómo mantener su equipo en óptima condiciones y prolongar su vida útil; que al fin y al cabo,para bien o mal, repercute en su producción y por ende en su salario.

Esto quizás algunos no le parezca  importante, pero es mi intención generar los primeros pasos para una cultura de conciencia por la herramienta de trabajo más utilizada a nivel mundial y la más subestimada.